Thursday 1 november 2012 4 01 /11 /Nov /2012 06:16

 

humpl.jpg 

 

Definición de psicología comunitaria.

 

Puede decirse que la mayoría de los autores define a la psicología comunitaria como aquella que trata de la comunidad y que es realizada con la comunidad. Esta definición permite delimitar lo comunitario y lo asistencial con bastante claridad, pues, si se excluye el rol activo de la comunidad, podrá tratarse de aplicaciones psicológicas concernientes a la salud, la educación, el asesoramiento, aspectos específicamente clínicos que, aunque tengan lugar en el territorio propio de la comunidad (si lo hay), no implicarán un trabajo comunitario al no contar con la participación de quienes integran la comunidad a la cual se dirijan esas acciones ni con su perspectiva del asunto.

 

Esto supone una característica, realmente la primera y primordial, la esencial de la psicología comunitaria: lo comunitario incluye el rol activo de la comunidad, su participación. Y no sólo como invitada, o como espectadora aceptada o receptora de beneficios, sino como agente activo con voz, voto y veto. Naturalmente, tener una primera característica supone otras. En su libro de 1977, Rappaport menciona cómo, por haber estado presente en su origen la preocupación por ampliar la perspectiva intrapsíquica que dominaba en la consideración de los aspectos concernientes a la salud, y en particular a la salud mental, un cierto énfasis en los factores ecológicos y culturales que inciden en esos problemas recibió particular atención en muchos casos (Rappaport, 1977: 2). Pero como él mismo agrega, muchos otros campos de la psicología han tenido la misma preocupación. Por tal razón, ese autor busca precisar el punto indicando tres aspectos más específicos: relatividad cultural, diversidad y ecología, entendiendo por ecología la adecuación entre las personas y el medio ambiente (Rappaport, 1977). Kelly (1966, 1986) también pone énfasis en la condición ecológica. De hecho, estos autores forman parte de la corriente denominada "ecológico-cultural", que ha hecho importantes aportes al desarrollo de este campo psicológico. Otra característica sería el énfasis puesto en el desarrollo de las fortalezas y capacidades, más que en las debilidades y carencias. El cambio social o, como dice Sawaia (1998: 182), el "movimiento de recreación permanente de la existencia colectiva", es una condición presente en la mayor parte de las definiciones (véase infra), lo cual le otorga al mismo tiempo un carácter político en el sentido de que quienes trabajan en psicología comunitaria producen, junto con las comunidades, intervenciones para lograr el fortalecimiento y el cambio antes señalados (Montero, 1998). A esto se agrega su carácter científico y aplicado señalado desde los inicios (Rappaport, 1977; Newbrough, 1973).

 

Los primeros psicólogos comunitarios propiamente dichos no estuvieron muy inclinados a definir la psicología comunitaria. Un buen ejemplo de ello es el caso ya mencionado de Rappaport (1977), quien al preguntarse qué es la psicología comunitaria, señala el conflicto o la compleja relación entre individuo y grupos sociales (1977: 1), resaltando asimismo el derecho a la diversidad y a la igualdad, a la educación y a la información, y confiesa su insatisfacción con las definiciones dadas en el ámbito estadounidense hasta ese momento. Finalmente, termina por señalar los tres aspectos antes mencionados. Otro ejemplo es Newbrough (1973; 1974), quien igualmente, más que definir el campo, señala su objeto o su ámbito de trabajo: la interacción entre las personas y su ambiente, desde una perspectiva ecológica. Newbrough y Rappaport figuran entre los pioneros en los Estados Unidos y entre quienes más aportes han hecho a la sub-disciplina, aparte de generar corrientes teórico-prácticas impulsoras de muchos estudios. Probablemente, en ese cuidado influía el hecho de que estaban fundando un campo y en esos casos, si bien se suele saber lo que no se quiere hacer, suele ser más difícil, al menos al inicio, expresar lo que sí se quiere hacer.

 

 02.jpg

 

Si entendemos que una ciencia se define por su objeto por sus conceptos (lenguaje) y por su método, entonces es más explicable la discreción inicial que marca el fin de los años setenta y ochenta cuando se estaba estructurando el nuevo campo. Ello explica que para algunos autores éste se defina por alguna de sus características o condiciones para su existencia. Tal es el caso de Sarason (1974), quien define esta subdisciplina en función de un tema central de estudio: el sentido de comunidad y su fortalecimiento y producción. Otros lo hacen en función de la relación entre individuos y medio ambiente (Kelly, 1970, 1971- Zax v Specier, 1974; Levine y Perkins, 1987), o entre el estrés psicosocial y su efecto sobre la salud (Dohrenwend, 1978) o por los valores o principios que la orientan (Newbrough 1973; Rappaport, 1977). Esto significa que lo primero en estar claro fue el objeto y su fundamentación valorativa y a partir de su definición y enriquecimiento en la práctica se fueron produciendo conceptos y haciendo aportes al método, tomados en gran parte de la psicología social y de otras ciencias sociales (antropología, etnología, sociología). Por tal razón, no se encuentran definiciones propiamente dichas antes de los años ochenta.

 

Sin embargo, las anteriores a esa fecha, predominantemente descriptivas, anuncian el camino a seguir, indican los valores que fundamentan la rama recién creada y presentan la perspectiva desde la cual se estudiará la conducta social y la concepción de ser humano de la cual se parte. Así, la definición de Rappaport (1977: 73) dice que la psicología comunitaria es la disciplina que [...] acentúa la importancia de la perspectiva ecológica de la interacción, sosteniendo la posibilidad de mejorar la adaptación entre las personas y su ambiente mediante la creación de nuevas posibilidades sociales y a través del desarrollo de recursos personales en vez de hacer hincapié exclusivamente en la supresión de las deficiencias de los individuos o de sus comunidades.

 

Esta definición, si bien no es muy precisa, muestra el énfasis en la relación individuo-medio ambiente (cultural, social, físico), coloca su objetivo en la producción de una mejor relación entre ambos y sitúa la posibilidad de lograrlo en ambos polos conjuntamente. Esto último ubica su definición en el campo psicosocial, colocando implícitamente a su objeto en la interfase entre lo individual y lo societal, entre el enfoque micro-social y el macro-social.

 

1.jpg

 

En 1982 definí por primera vez la psicología comunitaria (la definición fue repetida en 1984) como la rama de la psicología cuyo objeto es el estudio de los factores psicosociales que permiten desarrollar, fomentar y mantener el control y poder que los individuos pueden ejercer sobre su ambiente individual y social para solucionar problemas que los aquejan y lograr cambios en esos ambientes y en la estructura social.

 

Esta definición implica:

 

• Un rol diferente para los profesionales de la psicología: el de agentes de transformación social, que comparten su conocimiento con otros actores sociales, provenientes de la comunidad, poseedores de un saber y orientados por los mismos objetivos, con los cuales trabajan conjuntamente.

 

• La ubicación de la subdisciplina como campo interdisciplinario, pues al plantear cambios sociales asume un objetivo igualmente planteado en otras ciencias sociales.

 

• La detección de potencialidades psicosociales y el estímulo de las mismas.

 

• Un cambio en el modo de enfrentar la realidad, de interpretarla y de reaccionar ante ella.

 

• Hacer psicología para la transformación positiva, social e individual.

 

• Cambios en el hábitat, en el individuo, en las relaciones individuo-grupo-sociedad. Los cambios en el individuo llevan a cambios en los grupos a los cuales pertenece, entre ellos la comunidad, y viceversa, los cambios en esos grupos transforman a las personas. Se produce así una relación dialéctica de transformaciones mutuas.

 

 

 67.jpg

 

 

Al revisar esa definición en el año 2002, a la luz de mi propia práctica de veinticinco años de ejercicio en el campo, así como la de colegas en América latina, en los Estados Unidos, Canadá, Australia y algunos lugares de Europa, creo que debería mencionar explícitamente la praxis de la psicología comunitaria (una práctica conducente a una teoría que induce práctica), así como los factores culturales y sociales con los cuales he debido lidiar desde mi inicio en el campo. Y si bien hay tanto que decir de la psicología comunitaria (como de otros campos del saber), evitaré la tentación de la "definición-río" que cuenta lo que sucede en cada puerto. Creo que en los aspectos que menciono aparecen los aspectos básicos presentes en la obra de la mayoría de los colegas con los cuales he tratado o que he conocido a través de la lectura de sus obras, así como en la mía propia. Creo que ya no es necesario definir por medio del deslinde, ni siquiera cuando nos encontramos ante el uso desaprensivo que a veces se hace del término comunitario para arropar viejas prácticas paternalistas, asistencialistas, individualistas. Hoy en día existe un cuerpo de conocimientos que indica la extensión y la profundidad de la sub-disciplina. Por otra parte, establecer límites sería trabajo inútil, puesto que, como es sabido, los límites de la ciencia, como los de otros fenómenos sociales, son borrosos. Por ello cambian, por ello crecen o desaparecen y tal condición deriva del mismo conocimiento que producen. El que así sea es parte de la dinámica social.

 

 14-copia-1.jpg

 

 

Características de la psicología comunitaria.

 

En 1977, Heller y Monahan presentaban como propios de la psicología comunitaria los siguientes aspectos (1977: 21):

• El enfoque ecológico.

 

• La preocupación por problemas del "funcionamiento humano", que incluían la prevención de trastornos, pero que iban más allá de aquellos tradicionalmente señalados como "de salud mental".

 

• La investigación multidisciplinaria, colaboradora, ya que el campo de las comunidades no es privativo de una sola ciencia.

 

• El énfasis en la capacidad para enfrentar los problemas, en la adaptación y la competencia y no sólo en los trastornos.

 

• Un enfoque empírico, experimental, de la intervención social.

 

• El rechazo (Heller y Monahan usaron el verbo "evitar") del modelo médico.

 

De estos seis puntos, el primero, el cuarto y el sexto están presentes como fueron enunciados entonces. El segundo y el tercero han sido ampliados a través de la praxis desarrollada en los últimos treinta años del siglo pasado y lo que va del presente. Y el quinto se ha ampliado, pues se han creado y adoptado otros modelos de investigación que incluyen aspectos cualitativos, entre ellos se ha desarrollado especialmente la investigación-acción participativa (Montero, 1994a, 2000b, 2003b).

 

En la siguiente tabla resumo los aspectos o características que tipifican la psicología social comunitaria:

 

 

Cuadro 3.

 

Características de la psicología social comunitaria:

 

 • Se ocupa de fenómenos psicosociales producidos en relación con procesos de carácter comunitario, tomando en cuenta el contexto cultural y social en el cual surgen.

 

• Concibe a la comunidad como ente dinámico compuesto por agentes activos, actores sociales relacionados constructores de la realidad en que viven.

 

• Hace énfasis en las fortalezas y capacidades, no en las carencias y debilidades.

 

• Toma en cuenta la relatividad cultural.

 

• Incluye la diversidad.

 

• Asume las relaciones entre las personas y el medio ambiente en que viven.

 

• Tiene una orientación hacia el cambio social dirigido al desarrollo comunitario, a partir de una doble motivación: comunitaria y científica.

 

• Incluye una orientación hacia el cambio personal en la interrelación entre individuos y comunidad.

 

• Busca que la comunidad tenga el poder y el control sobre los procesos que la afectan.

 

• Tiene una condición política en tanto supone formación de ciudadanía y fortalecimiento de la sociedad civil.

 

• La acción comunitaria fomenta la participación y se da mediante ella.

 

• Es ciencia aplicada. Produce intervenciones sociales.

 

• Tiene un carácter predominantemente preventivo.

 

• A la vez, y por su carácter científico, produce reflexión, crítica y teoría.

 

 

  

 

Montero, M.

Introducción a la psicología comunitaria. Desarrollo, conceptos y procesos.

 Editorial Paidós. (2004).Buenos Aires. Argentina.

Capitulo 2, Qué es la psicología social comunitaria.

 

 

 

 

Las ilustraciones fueron seleccionadas de la obra de Pawel Kuczynski.

 

 

Por Norma Españón. - Publicado en: Psicología Comunitaria.
Ver los 0 comentarios
Volver a la página principal

255688 214156191939975 214154521940142 723982 973884 n

 

La silla del coordinador es un sitio que alberga contenidos y materiales de Psicología Social. Está diseñada como una Biblioteca virtual polifónica abierta a todas las voces. Es una estantería desordenada y despareja. No es completa ni abarcativa. Pretende ser una herramienta colectiva de trabajo para el abordaje de algunas de las problemáticas de la Psicología Social y nada más.

 

Se convoca a colaborar y enviar trabajos propios y de distintos autores a lasilladelcoordinador@gmail.com.

 

 

 

Algunos textos y autores recopilados en la Biblioteca.

 

Roberto Romero.

- Grupo, Objeto y teoría - link link link link

- Un modelo de objeto teórico - link

 

 

Armando Bauleo.

- La escisión de la Asociación Psicoanalítica Argentina, de 1972. "La enfermedad es el capitalismo". Revista Primera Plana, Mayo 1972. - link

- Acerca de "Ideología, grupo y familia". Resumen. - link

- El proceso de aprendizaje grupal - link

- "Coordinar un grupo no es liderarlo" - link

- Problemática grupal - link

- Grupos Operativos - link

- Entrevista con Armando Bauleo. - link

- Ensayo sobre el grupo - link

- La Empiria poética - link

- Las redes de microsolidaridad - link 

- Aprendizaje y comunidad - link

- Un comentario sobre la desinstitucionalización - link

- El grupo operativo - link

- Problemas de la psicología grupal (el grupo operativo productivo) - link

- Contribuciones de Armando Bauleo al concepto de grupo. Thomas Von Salis - link

- Entrevista con Armando Bauleo – link

- Acerca de “ideología, grupo y familia”- de Armando Bauleo - link

- Sujeto-Institución. Una relación imposible - link

- Psicoanálisis - Política - link

- Efectos del proceso grupal - link

- La interrogación como método - link

 

 

Eduardo Pavlovsky.

- Las escenas temidas del coordinador de grupos - link

- Poroto enseña la ciencia de la huida - link

- Poesía - link

- Resistencias del director de psicodrama - link

- Dos estares del coordinador - link

- Un caso de multiplicación dramática en grupos - link

- Sobre dos formas de comprender del coordinador grupal - link

- Terapia y existencia - link

- Lo fantasmático social y lo imaginario grupal - link

- Qué hacemos con lo que sabemos - link

- La poesía en psicoterapia - link

- Psicoterapia, psicodrama y contexto socio-político - link

- Sobre Psicoanálisis y Poder - link

- Apuntes sobre el cuerpo del actor - link

- Las identidades fragmentadas. La mayoría silenciosa es sensible al discurso del poder - link

- Por una ética de la enunciación - link

- La multiplicación dramática - link

 

 

Adrián Buzzaqui Echevarrieta.

- El modelo grupal pichoniano - link link link link link link link link link

- El campo grupal - link link link link link link link link

- La función de los coordinadores - link link link link

- Grupo, Tarea y Coordinación - link

 

 

Horacio Foladori.

- La verticalidad del coordinador del grupo - link

- La concepción de liderazgo en Pichon-Riviére - link

- El grupo operativo y su concepción de la Psicología Social. link

- Notas sobre lo grupal y lo político - link

- Los orígenes de la grupalidad - link

- Acerca de cómo se instala un grupo operativo - link

- El grupo como alternativa antiglobalizante - link

- La concepción del liderazgo en Kurt Lewin - link

- La institucionalización del pensamiento - link link link link link

- Teoría de la fisura en las instituciones - link

- Estructura y dinámica familiar. El poder en la familia - link

 

 

Norberto Lipper.

- El psicoanálisis como herramienta para los psicólogos sociales - link link link link

- La Crónica de Observación - link link link link 

- Los miedos y las ansiedades en un grupo - link

- La Transferencia en los grupos - link link link

- El rol coordinador - link

- Teoría de la conducta humana. Aportes de la Psicología Social - link


 

Norma Españón.

- Tarea y Pretarea - link link link

- Crítica de la vida cotidiana. El pensamiento crítico - link link link 

- Las nuevas formas de agresividad social - link

 

 

Román Mazzilli.

- La actitud psicológica del coordinador de grupos - link

- El rol del coordinador de grupos - link link

- Preguntas, vínculo y subjetividad - link

- Crónicas sueltas de excluidos encerrados - link

 

 

Marcelo Percia. 

- Locuras actuales. Los cansados, los agotados y los exhaustos. link

- Lo grupal: la cuestión de lo neutro. link link

- Esteriotipia. link

- El trabajo en las instituciones. link

- Instalación política de los grupos (decepciones de Bion) - link link link

- El teatro preposicional - link

- El amor y la melancolía bajo el capitalismo - link

- La angustia como afección anticapitaista - link

- Condiciones subjetivas de los años 60 y 70. Compromiso y responsabilidad social -  link

- Entrevista - link

- Kafka. Partidas del sentido - link link

- El secreto del padre - link 

- Lo intelectual como crisis de la unaminidad - link

- Malentendido - link

- Guía para el desarrollo de deshabituaciones clínicas culturales - link

- Clínica y política - link link

- Hablar y escuchar. Problemas de cálculo en situación de grupo subjetivo - link

- Introducción a pensamiento grupalista en la Argentina y algunos de sus problemas actuales - link

 - Logos en pro de lo grupal - link

- Intrigas y melodrama como figuras de sujeto en Boquitas Pintadaslink

 

 

Ronaldo Wright. 

- La teoría de las Tres D en Psicología Social - link

- La palabra en los grupos - link

- El deseo en los grupos - link

-  La coordinación grupal - link link link

- Psicología Social y mediación - link

- Aprendizaje y Psicología Social - link

- Psicología Social y Educación - link

- Enseñaje y Psicología Social - link

- Resistencia al cambio y procrastinización - link 

- Humanismo y Psicología Social - link

- Leyes de la Dialéctica en nuestra Psicología Social - link

- Dialéctica y Psicología Social - link

- Martin Baró y Pichon-Riviére - link

- Homenaje a Enrique Pichon-Riviére ("al troesma con cariño") - link

- Resonancia y ecos en el Palacio San Miguel - link

- A cien años del natalicio de Enrique Pichon-Riviére - link

- Psicoanálisis y ley. La mala praxis profesional - link

- La escucha del coordinador - link     

- La palabra y la coordinación grupal - link 

- Coordinar nuestro grupo interno - link    

- Psicología Social y ECRO - link

- La disponibilidad del coordinador - link

- Psicología Social y tramas vinculares - link

- Algo más sobre vínculos y Psicología Social - link

- Secreto profesional y Psicoanálisis - link

- Psicoanálisis y deber de confidencialidad - link

 - Vida Cotidiana y Psicología Social - link

 - Crítica de la vida cotidiana - link

- Teoría de los grupos en Psicología Social - link

- Un poco más sobre los grupos en Psicología Social -  link

- El psicólogo social mediador - link link link

- EPS. Emergencias psicosociales - link 

 

 

Alejandro Scherzer.

- De la familia edípica a la familia grupal - link

- La zona común. Lo mutuo. El área 4 - link

- Acerca de los grupos humanos - link

 

 

Juan Peralta.

- Algunas consideraciones para el trabajo con grupos - link

- Una nueva psicología social - link

- Teoría clásica de la Comunicación Humana - link

- Nuevos aportes a la Teoría de la Comunicación Humana - link

 

 

Olga Albizuri de García.

- Contribuciones del Psicodrama a la Psicoterapia de Grupo - link link link link

 

 

 

 


nacho-5a1.gif

 

capitalismo3.jpg

 

maritza.jpg

 

s_MLA_v_O_f_95786866_7374.jpg

 

psic-com-GIF

 

images.jpg

 

1.jpg

 

2.jpg

 

3.jpg

 

 

5.jpg

 

6.jpg

 

8.jpg

 

9.jpg

 

10.jpg

 

11.jpg

 

12.jpg

 

13.jpg

 

14.jpg

 

paulo_freire.jpg

 

15.jpg

 

 

19.jpg

 

19.png

 

fernandez_2.jpg

 

 

201205121530.jpg

 

descarga--1-.jpg

 

 

juan-carlos-de-brasi-ensayo-sobre-el-pensamiento-sutil-8859.jpg

 

 

22.jpg

 

23.jpg

 

images.jpg

 

11.jpg

 

31.jpg

 

41492_100000571663829_5270_n.jpg

 

1454684_10202470848563211_1498455843_n.jpg

 

photo

 

th

 

 

thCA8N2N6W

 

 

  marcelopercia

 

4920_1168788133858_1476723_n.jpg

 

 

1526831_10201885426680952_258206813_n.jpg

 

 

484166_477775705609464_2090049919_n.jpg

 

33875_10200303106965484_1175060871_n.jpg

 

63702_10200303105885457_39775591_n.jpg

 

206445_10200303105725453_796564820_n.jpg

 

259822_2198459766192_5870777_n.jpg

 

 

260046_4628449314412_697170409_n.jpg

 

261221_2198460966222_1352789_n.jpg

 

262095_2198464606313_7275238_n.jpg

 

263043_2223777159111_1488973_n.jpg

 

263065_2198464686315_1903767_n.jpg

 

264068_2198464286305_7352079_n.jpg

 

264519_2198464966322_6192431_n.jpg

 

264532_2198462086250_530337_n.jpg

 

267203_2198459366182_4575125_n.jpg

 

267430_2198463406283_1172438_n.jpg

 

267464_2198465126326_7709899_n.jpg

 

267465_2198462766267_2608034_n.jpg

 

267753_2198462846269_4687869_n.jpg

 

267781_2223797879629_1144798_n.jpg

 

268067_2198463246279_1789198_n.jpg

 

268148_2223777279114_337176_n.jpg

 

268290_2198464046299_1005721_n.jpg

 

269641_2198460286205_7878699_n.jpg

 

269742_2198462166252_7829532_n.jpg

 

269822_2198465046324_3357924_n.jpg

 

269872_2198462286255_2309341_n.jpg

 

270582_2198461326231_2882968_n.jpg

 

270834_2198463846294_5222836_n.jpg

 

271092_2198459486185_4678578_n.jpg

 

298500_2541531542772_1685500812_n.jpg

 

317710_2634916677342_1887011080_n.jpg

 

393200_4628425393814_262750695_n.jpg

 

398507_3325741227524_739726315_n.jpg

 

998330_10201539402992112_223944819_n.jpg

 

261327_2198460486210_3535661_n.jpg

 

 

404897_3338427224666_1423885464_n.jpg

 

425825_3344920546995_1023448207_n.jpg

 

432175_3325731227274_363487523_n.jpg

 

550600_10200303105485447_984886878_n.jpg

 

Muchas de las ilustraciones de las portadas de los libros escogidos, fue tomada del trabajo de Mariano Carrillo "110 libros de Psicología Social". 

 https://www.facebook.com/mariano.carrillo1978/media_set?set=a.2198458926171.130622.1388203438&type=1

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

1492179_559927457429829_903989338_o.jpg

 

 

 

 

Crear un blog en OverBlog - Contacto - C.G.U - Remuneración por el programa "Gana con tu Blog" - Reportar un abuso - Artículos más comentados